Mauricio Sánchez Álvarez

Nací en Bogotá, Colombia en 1950. Allá cursé la licenciatura en antropología en la Universidad de Los Andes y realicé mis primeros pininos profesionales al nororiente del país, en la Sierra Nevada de Santa Marta, una importante región indígena, que campesinos colombianos colonizaron intensamente a partir de mediados del siglo XX. Trabajé allí diez años para agencias del gobierno y una organización civil católica, experiencias medulares en los campos que hoy llamaríamos estudios socionaturales, educación intercultural y antropología visual.

Desde 1982 vivo en México. Estudié la maestría en antropología en la ENAH y más tarde el doctorado en la UNAM. Desde un principio me dediqué a la docencia, procurando buscar nuevas y distintas maneras de enseñar nuestra disciplina y también colaborando en el diseño de nuevos planes de estudio. He enseñado en la ENAH, la UNAM, la UAM-I y la UAEM (Morelos) y en los noventa formé parte del equipo académico-administrativo del CIESAS.

Mis preocupaciones han girado desde la perspectiva materialista en ciencias sociales, muy en boga en los setenta y ochenta, hacia visiones más holistas que articulan aspectos materiales, organizativos y simbólicos. Pienso que las ciencias sociales cumplen un papel didáctico clave, como recolectoras y difuminadoras de conocimientos que, a su vez, pueden incidir en los modos en que las sociedades humanas nos miramos a nosotros mismas.

Desde siempre, he hecho fotografía documental y estética, elaborando proyecciones en ambas temáticas, primero con transparencias y proyector, y después con power points. Trato de crear obras fácilmente digeribles, pero -en el caso de las antropológicas- apegadas al rigor de la disciplina, casi traduciendo en imágenes acompañadas de poco texto los respectivos preceptos teóricos-metodológicos.

Últimamente me he dedicado a estudiar narrativas de ficción, como cine, televisión y literatura, usándolas como fuentes documentales para ver allí constructos socioculturales susceptibles a ser analizados siguiendo lógicas elaboradas por alguna o varias corrientes antropológicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba